Sí puedes trabajar estando en un ERTE

¿Puedo trabajar en otra empresa si estoy en situación de ERTE?

¿Puedo trabajar en otra empresa si estoy en situación de ERTE?

Sí. ¿Te preguntas si puedes trabajar si estás en situación de ERTE?  La respuesta es SÍ, siempre que no sea en la misma empresa para la que trabajabas y que te mandó al ERTE, porque podrías incurrir en sanciones, para ti y para tú empresa.Ten en cuenta que dejarás de cobrar el desempleo (hay excepciones que explicamos en este mismo artículo). Una vez hayas finalizado la nueva relación laboral (por finalización de contrato o despido), podrás reanudar la prestación suspendida en el plazo de 15 días. No te olvides de volver a solicitarlo informando de ello al SEPE.

Excepciones que impiden trabajar en situación de ERTE: 

Si firmaste una cláusula con tu empresa de exclusividad o de no competencia. Aunque las consecuencias serán frente a tú empresa, que podrá despedirte con una causa justificada y sin indemnización. Comprueba el contrato de trabajo que firmaste.

Obligaciones legales.

Comunica al SEPE tú nueva situación, así evitarás que tengas que devolver cantidades cobradas y que se considerarán como  pagos indebidos.

Trabajo a tiempo parcial

Puedes suspender el cobro de la prestación por desempleo o solicitar la compatibilidad al ser un trabajo de menos horas. Debes saber que tu prestación por desempleo se verá reducida en proporción a las horas de tú nuevo trabajo.Solo en el supuesto regulado en el Real Decreto-Ley 30/2020, de 29 de septiembre de 2020, ERTEs de fuerza mayor por situación de COVID, siempre que tu anterior empresa esté afectada por el impedimento o la limitación de su actividad y tu nueva empresa no esté afectada por medidas de suspensión, seguirás cobrando íntegramente la cuantía de la prestación.

¿Y si quiero ser AUTÓNOMO?

Puedes suspender el cobro de la prestación por desempleo si te haces AUTÓNOMO, pero también puedes pedir al SEPE compatibilizar la prestación con tu nueva situación de trabajo por cuenta propia por un máximo de 270 días. Debes solicitarlo en el plazo de 15 días contados desde el inicio de la actividad por cuenta propia. En conclusión, puedes trabajar en situación de ERTE, y además, no será mala idea si encuentras un mejor trabajo, una empresa más solvente, o necesitas ingresos extras, pero recuerda que dejarás de recibir la prestación por desempleo, exceptuando las situaciones que hemos explicado aquí.