EL COEFICIENTE GLOBAL DE PARCIALIDAD DETERMINA LOS REQUISITOS DE ACCESO A LA PENSIÓN

El coeficiente global de parcialidad

Tras la Ley de protección de los trabajadores a tiempo parcial aprobada en marzo de 2014, estos trabajadores vieron favorecidas sus condiciones de acceso a la jubilación. El coeficiente de parcialidad laboral equivale al porcentaje que representa la jornada realizada a tiempo parcial respecto a la realizada por un trabajador a tiempo completo en términos comparables. Cuanto un trabajador ha tenido distintos contratos a lo largo de su vida laboral, es probable que alguno de ellos se haya dado en situación de tiempo parcial. A modo de ejemplo a media jornada. El coeficiente global de parcialidad refleja la «parcialidad media» que ha tenido un trabajador a lo largo de su vida laboral.

Cálculo del coeficiente global de parcialidad

El coeficiente global de parcialidad resulta de dividir los días acreditados como cotizados entre el número de días en alta.

Pongamos un ejemplo:

Una persona que haya trabajado 7.526 días y  cotizado un total de 3.962 días, o lo que es lo mismo, 10,85 años (existen en su vida laboral jornadas a tiempo parcial). Si a este trabajador no se le aplicara el coeficiente global de parcialidad  no podría acceder a la pensión de jubilación, pues para ello se requiere un mínimo de 15 años de cotización. Aplicando el coeficiente global de parcialidad, primero calcularemos el porcentaje que suponen los días cotizados en relación al periodo natural de días efectivamente trabajados, mediante una regla de tres:
CGP = 3.962×100/7.526 = 52,64%

Uso del coeficiente global de parcialidad

Calculado el coeficiente global de parcialidad, y dado que conocemos el Periodo mínimo de cotización: con carácter general se exigen 5.475 días (15 años x 365 días); para acceder a la jubilación se exigirá sobre el supuesto de un coeficiente global de parcialidad del 52,64% un total de 2882,04 días (5.475 x 52,64%).